'""'>

jueves, 18 de mayo de 2017

DUBÁI...Pasado y presente.

En este puente de mayo salgo a descubrir mi primer destino en Asia,
DUBÁI 
La brillante ciudad que nació del más árido desierto 
ostenta el título de tener todo. 
"Lo más grande del mundo".
Sus playas desierto y vistas aéreas,
una experiencia y recuerdo imborrable.
Dubái se encuentra en la costa del golfo pérsico, bañada por el mar arábigo
pertenece a uno de los siete emiratos de los EMIRATOS ÁRABES UNIDOS
 Dubái es su segunda capital.
El edificio más alto del mundo Burj Khalifa 
sobresale entre las construcciones
del Downtown.
Una fecha clave para el país sería 1968
cuando salieron de aquí los ingleses.
Las tribus de la zona se unieron en 1971 y nacería
el germen de los E.A.U. Como ahora los conocemos.
”Emaar Square” como se conoce a esta zona
lleva el nombre de la empresa constructora del jeque.
 “Emaar” en árabe significa construcción.
Rashid Al Maktum fue el creador de Dubái,
 reinó desde 1958 hasta 1990 la metrópolis como hoy la conocemos
 empezó bajo el reinado del mismo.
DUBÁI significa "las dos tierras"
 porque la ciudad está dividida en dos por el canal CREEK.
Comienzo aquí mi recorrido por el viejo Dubái.
AL BASTAKIYA
en su paisaje destacan los curiosos 
“captadores de viento”.
Las primeras tribus vivían en jaimas y tiendas 
hechas de piel de animales y hojas de palmeras.
Los Aramies en 1700 se instalaron aquí
 y comenzaron a construir casas rematadas con:
"EL BARGUIL torres de viento"
las primeras se realizaron con maderas y telas de una altura de 5 metros.
Los aramies así consiguieron enfriar la temperatura del poblado.
La técnica consistia en atrapar el aire de la altura, mojar las telas, 
y esto refrescaba la temperatura de la casa.
Podría decirse que fue el primer aire acondicionado de la época.
Aquí se llega en verano a los húmedos y sofocantes 50 grados.
Hoy primeros de mayo soportables 41 grados.
En las estrechas calles hoy encontramos
zocos y galerías de arte.
Un placer perderse por sus callejuelas.
O reponer fuerzas como yo lo hice, en algunas de sus teterías o cafés.
Murales de Al Bastakiya.
Mi siguiente punto de la visita el museo de Dubai.
Se encuentra en  la fortaleza Al-Fahidi construida en 1787 
(el edificio más antiguo de Dubái) fue también prisión y palacio.
Interior del museo.
El visionario padre Rashid como cariñosamente llaman
los emiratis a su jeque, creó unas leyes para que a su pueblo
 nunca les falte de nada.
Los nativos (un 10%  de la población)
piden dinero al banco y este se lo da.
En paneles se descubre pasado y presente del emirato.
El país pasó de ser un pequeño reino de nómadas 
a una próspera potencia petrolera. El jeque Rashid destino el dinero
procedente del petróleo, a la creación de infraestructuras
y zonas francas que animaron a las potencias internacionales
a invertir y crear más riqueza en el emirato.
Muestra de la vida emirati,
Como grandes comerciantes que siempre han sido
escenas de reuniones caseras y oficios de antaño.
Otra de las normas que existen para beneficiar a su pueblo,
es que en todo el territorio,si algún extranjero quiere abrir negocio,
sólo podrá hacerlo si lo apadrina un nativo que tendrá el 51 %
de las acciones y beneficios que genere la empresa.
La importancia de las costas y el mar para los emiratis:
 los primeros habitantes se dedicaban entre otras cosas al comercio de perlas,
sus mayores compradores China India y Paquistán.
Aqui una demostracion de como obtienen las mismas.
Se sumergían con una pinza en la nariz a grandes profundidades.
Abierto de sábado a jueves de 8.30 a 20.30 viernes 14.30 a 20.30.
precio 3 AED adultos 1 AED niños
Salí del museo y partí a cruzar el DUBAI CREEK
Se realiza cogiendo un ABRA
Una de las experiencias más gratificantes en este viaje.
Sus postales no se pueden describir con palabras.
Embarcadero de Bur Dubái.
En la otra orilla muestra de las casas de los ricos navegantes y comerciantes
barrio histórico de Shindagha.
La ría tuvo que ser restaurada y acrecentada para que pudieran transitar
los barcos de comerciantes de remotas tierras que arribaban en Dubai.
 A la derecha varios "DHOW", barcos de madera del golfo pérsico.
Con tristeza abandono el Abra pues el paseo se me hizo corto
precio 1 Dirham por trayecto.
Desembarco en Deira donde se encuentra el BIG BAZAR
En él nada más y nada menos que cinco zocos
el de las especias, el perfume, el oro, las telas y el viejo bazar.
Bazar de las especias.
Olores colores y especias por descubrir.
El verdadero comercio de Dubai,
de fondo conversaciones en árabe,el tira y afloja del regateo.
KANDURA O DISHDASHA: Es la prenda larga y blanca que usan los emiratís, 
siempre impecables utilizan en sus cabezas el GUTRA: pañuelo de distintos 
colores,el más común es el blanco o el de cuadros rojos y blancos.
Una curiosidad: el aro cuerda que lo sujeta en la antigüedad 
también servía para atar las patas de su camello. 
ABAYA: Es la túnica larga y negra utilizada por las mujeres islámicas. 
Si entras en algunos de estos establecimientos te contarán la historia de estas
prendas y te vestirán como un Jeque o Jequesa.
El dia a dia del mercado.
Souvenir Dubaití.
Para gusto los colores.
Antes de partir no puedo dejar de comprar una apreciada joya
"vegetal" de embriagador aroma y propiedades.
 ÁMBAR una piedra preciosa, de origen vegetal: proviene 
de la resina fosilizada de los árboles: Su color dorado, se relaciona 
con la energía del sol, ayuda a impregnar el cuerpo de energía y vitalidad, 
alivia dolores y enfermedades. Potencia la salud y elimina el estrés.
 Ayuda a aclarar y despejar la mente. Es un gran antidepresivo, 
ya que mantiene un estado mental positivo. Su poder energético
es tan alto que puede limpiar y sanar los chakras. 
Mi tesoro para España vino conmigo.
Abandono este bazar camino del más brillante de los zocos 
el del oro.
Entre zocos sorprende observar a los comerciantes afganos
con pesados fardos que nunca se sabe cómo pueden equilibrar.
En el zoco del oro se encuentra más de 300 joyerías
dentro de otro pasadizo con techos de madera,
en una de sus tiendas: El anillo más grande del mundo.
Un anillo de 64 kilos de peso.Llamado Estrella de Taiba 
también contiene otros cinco kilos de piedras preciosas 
y un brillante de 21 quilates su valor:
 3 millones de dólares 11.017.500 Dirham. 
Las joyas son auténticas y su valor fluctúa por la cotización diaria internacional.
Aquí también se regatea siempre se ha de ofrecer un mínimo del 20% menos 
del precio de salida.
Los solventes compradores.
No dejo de esbozar una sonrisa,
quien se iria al metro en hora punta con esto puesto.
Son collares y pendientes de boda hinduistas.
 En los escaparates también tiaras, brazaletes 
bagatelas de platino y diamantes,
 una locura inimaginable, 
ver para creer.
¿A quien hay que llamar para conseguir una fortuna?.
Al genio de la lámpara
busco una y frota que te frota pero el genio ni apareció.
Se habrá cansado de tanta petición.
Exhausta acabe como este minino que no aguanta ya 
los 41 grados que nos acompañan.
Corriendo al fresquito Mall de DOWNTOWN 
se encuentra a los pies del Burj Khalifa icono de Dubái
lugar que visitaré en la puesta de sol.
refrescante fuente a la entrada del Mall la enmarca las mega construcciones
entre otras The Address the BLVD el Majara Towers 
y las torres gemelas Al Sahab.
A la entrada del Mall los utilitarios de los emiratis.
 Todo un espectaculo.
Como espectacular "el centro comercial más grande del mundo".
DUBAI MALL
Alberga 1200 tiendas un acuario una pista de patinaje de hielo
y un antiquísimo secreto.
Paseo del Souk, en él se encuentran joyerías y tiendas con 
prendas de vestir y artesanía árabe.
 Comercio de abayas se fabrican hasta con incrustaciones de 
cristal de Swarovski
termina el paseo del Souk en el zoco del oro
 (este mucho más glamuroso que el callejero).
Al final del mismo
Nada más y nada menos que un auténtico Diplodocus longus.
Mide siete metros de altura y 24 metros de largo, 
luce una enorme cola de látigo y para sorpresa una diminuta 
cabeza para su tamaño.
Recorriendo el Mall.
Otra de las excentricidades.
41 grados fuera del Mall bajo cero en la pista de hielo.
postales del Mall.
Nada más girar en una de sus rotondas 
pasamos a la parte más internacional del centro comercial. 
En la misma el acuario, con cientos de personas intentando 
inmortalizar el paso de las rayas o el gran tiburon.
En mi visita al mismo yo si lo conseguí.
Y llegó la hora del gran momento esperado:
La subida al edificio más alto del mundo BURJ KHALIFA.
Antes de partir compre las entradas en su página oficial
Eso supone un precio inferior al 50% en la atracción.
Aparte de que así puedes elegir el momento 
más codiciado la puesta o salida del sol desde su planta 124.
Al cogerlo a las 6 la puesta de sol era las 6.30 pude ver desde las alturas 
las vistas y las fuentes del dubai mall de día al atardecer y de noche
 (todo un lujazo). 
Hasta llegar al ascensor atravesamos por varias exposiciones multimedia
que nos enseñan los secretos de la construcción del edificio.
Alucinante el ascensor que asciende a 10 metros por segundo.
Toda la city a nuestros pies.
Downtown y financial centre teñidos de ocre.
La palmera y al fondo las islas artificiales el mundo,
la fuente Dubai mall.Todo un espectaculo.
No solo desde el mirador puedes disfrutar de la puesta de sol,
ascendi una planta más,en ella se encuentra la zona chillout
del mirador, no dejéis de visitarla.
Sin palabras.
Ya solo quedaba algo por hacer.
Ver la fuente danzante más grande del mundo,
sus aguas danzan sinuosamente como lo haría una bailarina 
de danza del vientre sus chorros alcanzan 150 metros de altura. 
"Impresionante" la verdad que no defraudo.
Horario 13 y 13.30 de 18 a 23 h cada 30 minutos.
Cenamos disfrutando del espectaculo de las fuentes.
 Exhaustos del recorrido del día,
recuperadas las fuerzas partimos a nuestro hotel.
Decir que en Dubai la gasolina esta muy barata,
con lo que en nuestra estancia nos salía más económico y práctico 
coger un taxi entre cuatro (te dejan de puerta a puerta)
que los billetes de metro a 8 dirham por persona y trayecto.
Sorprendente la ciudad que nació del más árido y agreste desierto
lo más grande extravagante costoso e inesperado lo encontraras aqui.
Mañana partiré a descubrir la magia que se respira en la:
DUBAI PLAYAS Y DESIERTO.




Fotografías:© Mercedes Moreta










































Existen en el mundo árabe dos días de descanso el viernes y el sábado.












No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu opinión aquí....gracias.